Tema Skull Grin

Tema Skull Grin (S60 3rd)

Pon una calavera sonriente en tu móvil

Tema Skull Grin Theme es un tema visual QVGA para tu móvil Symbian. Es un tema muy elegante, en tonos oscuros, con un suave efecto de transparencia para las ventanas de las aplicaciones, de tal modo que la calavera te acompañe en todas partes. Ver descripción completa

Muy bueno
8

Tema Skull Grin Theme es un tema visual QVGA para tu móvil Symbian. Es un tema muy elegante, en tonos oscuros, con un suave efecto de transparencia para las ventanas de las aplicaciones, de tal modo que la calavera te acompañe en todas partes.

El elemento principal de Tema Skull Grin Theme es, sin duda, la calavera sonriente. Está tan bien lograda que invoca casi el terror y espíritus malignos. Si tu rollo es lo macabro o simplemente te encantan las calaveras, ésta se ríe casi de su propia muerte, descárgalo.

Tema Skull Grin Theme incluye iconos que casan perfectamente con los colores escogidos por este tema. Aunque son iconos muy funcionales, hemos de reconocer que son muy pocos atrevidos y hubiésemos preferidos unos cuántos huesos rotos y carne desgarrada a juego.

Tema Skull Grin

Descargar

Tema Skull Grin (S60 3rd)

Opinión usuarios sobre Tema Skull Grin

  • slvo

    por slvo

    "Buen Tema"

    El tema esta muy bien echo, muy impresionante, sin embargo los íconos deberían estar en armonía con el tema principal, s... Más.

    analizado el 3 de abril de 2009

  • Marcusdarkness

    por Marcusdarkness

    "encaja muy bien en mi n73"

    bastante bueno,de acuerdo a mi gusto encaja muy bien. Más.

    analizado el 24 de enero de 2009

  • Eric Mates

    por Eric Mates

    "Excelente tema"

    Es un tema muy original, aunque los iconos no cuajan tanto con la calavera, sus tonos oscuros son muy elegantes. Más.

    analizado el 13 de diciembre de 2008

  • lavergabionica

    por lavergabionica

    "Ke mal"

    Pues esta bien ke agan este tipo de temas Pero la malo Ke yo tengo un sony ercsson Y pues no es compatible Y si se pudie... Más.

    analizado el 4 de diciembre de 2008